Estelle

Lo que mas me he gustado siempre de Magda es que NUNCA en ningún momento de mi embarazo, o post-parto me dijo lo que tenía que hacer. Siempre fue paciente, escuchó y me explico porque las cosas eran de este modo ayudándome a entender mejor mi cuerpo y a confiar en mis capacidades.La verdad es que tuve mucha suerte porque gracias a ella, nunca tuve miedo del parto y nunca dude de mis capacidades durante el parto o cuando empecé la lactancia.Apoyó mi experiencia como mi querida abuela habría podido hacerlo…con paciencia y mucho cariño.Tuve un embarazo bastante fácil y un parto relativamente fácil. También en paritorio la sentí cerca, ella estaba ahí para ayudarme si lo necesitaba, pero sin agobio, solamente saber que ella estaba aunque no le pidiera nada me “quitaba un peso de encima”.

Mi nena empezó a tomar pecho enseguida tras el parto, pero el día siguiente al parto durante unos cuantas horas solo quería dormir (no estaba estimulando la producción de leche) mi nena no había hecho cacas aún y empecé a agobiarme un poco, pero ella consiguió que se dspertara, tranquilamente, con paciencia y amor, estimuló el reflejo de succión de mi bebe que pudo volver a mamar con gusto y ser mas activo.

Personalmente, tuve 2 puntitos internos y los consejos de Magda fueron muy útiles para no sangrar demasiado durante los primeros días.Confiando en mi, me hizo segura de mi misma y pude dar pecho, y practicar el colecho con las medidas de seguridad adecuadas. También me “enseño” a dar pecho tumbada en la cama para que pueda descansar mejor por la noche.1 semana tras el parto, el cordón de mi nena estaba un poco feo y ella me ayudó a observarlo y aunque finalmente me aconsejó ir al pediatra sus primeros consejos fueron muy utilices y permitió no “empeorar” el caso.

Mi bebé tuvo muguet también a los 2 semanas, ella me aconsejó que crema poner en los pezones, (y otros detalles también) cosas que el pediatra no me había dicho, como cambiar los discos de lactancia (por gasas de algodón) y las esponjas (por mis manos) para limpiar la nena.

A los 6 meses, empecé a tener los pezones muy irritados, dolía mucho y pensé tener algún tipo de hongos pero una vez mas, me atendió y me dijo que era irritación probablemente por culpa de la acidez de la saliva de la nena que estaba con los dientes ( y debió ser así, se pasó espontáneamente).

Todos estos consejos, me permitieron corregir mis errores rápidamente.

Soy extranjera y sin familia en la isla y Magda vino a verme casi cada día y después cada semana, este apoyo fue esencial para mi serenidad.

Hoy mi nena tiene 18meses, sigo dando pecho aunque a veces no fue fácil. Hay días en que no tenía tanta leche, hay fines de semana que mi nena no paraba de “tirar del pezón” de vez en cuando pasa épocas que se despierta 6-10 veces por noches!!!!!!!!!, y además tuve que ausentarme y viajar

Alguna semana a causa del trabajo, ¡mi bebé es lactante! ¿Como lo hago?.. Pero Magda me explicó lo que podía hacer y porque pasaba esto, no dudé en seguir con la lactancia materna porque se que es lo mejor para mi bebé y para mi, y porque gracias a ella me siento segura de mi misma y de mis apacidades de ser madre.

Ahora..¡ Vuelvo a estar embarazada !!..¡ Que suerte poder tener a mi doula Magda cerca !!

Estelle, Toni, la pequeña Inés y¿?

Tagged with: